Un perfil biofísico es un examen médico que combina una prueba sin estrés con una ecografía para controlar la salud del feto. Una prueba sin estrés (“NST”, por sus siglas en inglés) mide la frecuencia cardíaca fetal en respuesta a los movimientos del feto. Por lo general, la prueba del perfil biofísico se lleva a cabo en el último trimestre del embarazo. El perfil consta de cinco partes, la monitoria fetal sin stress más cuatro áreas que se evalúan por ecografía: movimientos respiratorios fetales, movimientos fetales, tono fetal, volumen del líquido amniótico además en nuestra unidad valoramos el perfil de crecimiento por medio de una biometría básica.